lunes, 5 de diciembre de 2011

El porongo, calabaza de peregrino, guaje, bule o jícaro (Lagenaria siceraria,






El porongo, calabaza de peregrino, guaje, bule o jícaro (Lagenaria siceraria, sin. L. vulgaris) es una planta trepadora de la familia de las cucurbitáceas, cuyo fruto —comestible cuando tierno— se cultiva principalmente para ser utilizado seco como recipiente.
Se cree que el porongo fue una de las primeras plantas cultivadas, sobre todo para almacenar agua en sus frutos. De hábitat cosmopolita, se la registra desde muy antiguo en numerosas culturas.
En el Río de la Plata, el nombre mate sólo se utilizó para la variedad de Lagenaria usada para servir la infusión de yerba. Los guaraníes la llamaban "caiguá", su etimología es: "caa": yerba, "i": agua y "gua": recipiente. Significa: "recipiente para el agua de la yerba".
Existen variedades de diferentes tamaños. Las de mayor dimensión fueron llamadas "yerua" en guaraní y "porongo" en quechua.
Entre nosotros, la palabra mate designa específicamente al fruto de una variedad de Lagenaria destinado a cebar mate. Según la forma de éste se los conoce como "poro" y "galleta".
La palabra mate se ha vulgarizado en castellano y por extensión llamamos así a cualquier recipiente que reemplace a la calabacita natural. Después, por relación de continente a contenido la palabra mate ha pasado a designar la infusión de yerba.
Muchos hombres de ciencias y viajeros europeos contribuyeron a hacer más confuso el significado de la palabra mate, pues la usaron para designar al árbol Ilex paraguayensis del cual se procesan las hojas para fabricar la yerba.