jueves, 23 de junio de 2016

A propósito de la noche de San Juan..


Extracto de Carpincheros de Augusto Roa Basto La primera noche que Margaret vio a los carpincheros fue la noche de San Juan. Por el río bajaban flotando llameantes islote. Los tres habitantes de la casa blanca corrieron hacia el talud para contemplar el extraordinario espectáculo. Las fogatas brotaban del agua misma… …-¿y el fuego Vati? - Son las fogatas de San Juan- explicó pacientemente el inmigrante a su hija - ¿Las hogueras de San Juan?. -Los habitantes de San Juan de Borjas las encienden esta noche en homenaje de su patrono. -¿Cómo sobre el agua?- siguió exigiendo Margaret. -No sobre el agua misma, Gretchen. Sobre camalotes. Son como balsas flotantes. Las acumulan en gran cantidad, las cargan con brazas de paja y ramazones secas, les pegan fuego y las hacen zarpar… Durante un buen trecho , el río brillaba como una serpiente de fuego caída de la noche mitológica …¿ Y los carpincheros arrastran esos fuegos con sus canoas? -No, Gretchen, bajan solos con sus canoas a que los fuegos del Santo chamusquen sus madera para darle suerte y tener una buena cacería durante todo el año. Es una vieja costumbre.