miércoles, 14 de enero de 2015

Los Guaraníes Cultivar en la selva


Los Guaraníes Cultivar en la selva Los guaraníes tenían un sistema de cultivo bien adaptado A la región, pero les exigía frecuentes mudanzas. Sus campos de cultivo estaban en el interior de la selva, a resguardo de Los vientos. El terreno elegido, antes que nada, tenía que limpiarse; los Antiguos guaraníes despejaban la vegetación con precarias hachas de Piedra, con las que derribaban árboles de más de 35 m de altura y 90 cm de diámetro. Finalizado este duro trabajo, esperaban dos o tres meses, hasta que la vegetación cortada se secaba, y entonces la quemaban. Después de las primeras lluvias, el jefe del grupo convocaba a la población para que, en un ambiente de fiesta, todos juntos realizaran las tareas de siembra. Entre los tocones de los árboles cortados y las cenizas -que servían como fertilizante-, hacían agujeros con un palo y plantaban, principalmente, maíz y mandioca amarga. También cultivaban mandiocas dulces, batatas, zapallos, maníes, porotos, ajíes, ananás, tabaco, algodón y algunas hierbas medicinales. Este sistema de cultivo -utilizado por muchos pueblos selváticos- es conocido como roza v quema, y aunque parezca primitivo, es muy eficaz y permite resguardar el suelo. Allí no acababan las tareas, porque algunas de esas plantas debían ser muy elaboradas antes de consumirlas. Había que tostar el maní y Procesar la mandioca amarga, porque ambos son tóxicos en estado natural. para sacarle el veneno a la mandioca Amarga, la rallaban, la exprimían en Prensas de hojas de palma (como la del Dibujo) y la tostaban. Resultado: Una harina muy nutritiva Marisa.