sábado, 27 de junio de 2015

La Espátula Rosada Garza


La Espátula Rosada (Platalea ajaja) es natural de los continentes americanos. Su ubicación se extiende desde el sur de los Estados Unidos hasta el centro de Chile y Argentina, poco más al sur de Buenos Aires. Esta distribución era aún más extensa antes del siglo XX. Aunque en los meses cálidos se le está volviendo a ver cerca de sus límites previos, al norte de Estados Unidos y al sur de Chile y Argentina, inclusive en las Malvinas. Al igual que las otras espátulas, ésta vive cerca de terrenos cubiertos por agua de poca profundidad. La podemos observar en las orillas de los lagos y estuarios de aguas tranquilas y no muy claras. Hábitos: Se le ve solitaria y en bandadas. Asociación con otras especies: Descansa y pesca en relativa proximidad de otras especies como las garzas y otras aves acuáticas. Reproducción: Cría en colonias no muy grandes de su propia especie. Construyen los nidos de ramas en los arbustos y mangles, algo escondidos y no muy lejos del agua. Los dos padres aportan a la construcción del nido y atienden a los pichones. Anidan una vez por año, si la nidada se pierde durante la incubación es posible que la pareja vuelva a tratar esa misma temporada. La nidada consiste de dos a cuatro, es posible que de uno a cinco, huevos blancos con pintas de color castaño rojizo. La incubación se toma de 22 a 24 días y es efectuada por los dos padres. Los pichones nacen con plumones y los ojos abiertos pero permanecen en el nido y son alimentados por los padres por varias semanas, no son activos al nacer como los pollitos y paticos. Al salir del huevo tienen el pico recto y algo puntiagudo, con el transcurso de las semanas adquiere la forma de cuchareta. Los pichones dependen de los padres por las cinco a seis semanas después de nacidos. Marisa.