jueves, 17 de septiembre de 2015

Leyenda La chicharra

"la leyenda explica que La chicharra Muere cada año y que resucita al siguiente, como una especie de alma en pena, purgando así su culpa de haber asesinado al Crespín; con su estridente canto procura acallar los gritos de la esposa de la víctima, que aún lo llora y llama desconsoladamente "el saber popular dice que las chicharras no mueren cuando termina la temporada de calor, sino que dejan la piel prendida al tronco de los árboles, y que se entierran luego para salir al año siguiente. De modo que las cigarras son las mismas año tras año"...