martes, 20 de octubre de 2015

Las plantas autóctonas (o nativas)


Las plantas autóctonas (o nativas) son importantes para mantener la estabilidad de los ecosistemas. Cuando hablamos de plantas nativas, indígenas o autóctonas, no nos referimos a una nación, sino a la región natural. A continuación veremos la importancia de conservar y sembrar las plantas autóctonas de cada región: Las plantas nativas, tienen insectos asociados que además de controlar su crecimiento (porque las comen, entonces no se hacen plaga), sirven de alimento para otros animales. Las plantas, exóticas se pueden transformar en plaga (ya que existen menos insectos o animales que puedan alimentarse de ellas. El uso del agua que hacen las autóctonas está adaptado y controlado, en cambio las plantas exóticas consumen más agua. Las autóctonas están acostumbradas a las condiciones climáticas, inundación, sequía y tipo de suelo. Las exóticas muchas veces no aguantan las condiciones físicas y biológicas del nuevo lugar y mueren. Algunas especies acuáticas y palustres, que crecen densamente en las riberas de los ríos, sirven de refugio para aves y otras especies de fauna acuática, que purifican las aguas. Las plantas exóticas actúan como rivales, ya que muchas veces se convierten en predadoras, portadoras de enfermedades o que trastornan el hábitat natural. Marisa.