jueves, 18 de febrero de 2016

LEYENDA DEL CHURRINCHE


LEYENDA DEL CHURRINCHE Una vez, hace mucho, mucho tiempo, un grupo de indios acosados por sus perseguidores en una terrible batalla sin fin, se arrojó decididamente al agua. En el lugar de la batalla quedó herido un cacique, y, antes de entregarse, se clavó una flecha en el pecho; inmediatamente salió de él el corazón, que siguió latiendo... latiendo..., adquirió alas y se lanzó a volar, convertido en un ave pequeñita y de plumaje rojo El churrinche (Pyrocephalus rubinus) tiene el tamaño de un gorrión: 13 cm. Es visible sobre todo en primavera, cuando los machos se exhiben en busca de pareja, generalmente se los puede ver en la punta de los árboles más altos, donde se destacan por su color rojo brillante: tienen la parte ventral y el semicopete de ese color, mientras que las alas y cola son negruzcas. Las hembras y las crías son poco llamativas, de color gris oscuro en el dorso y claro en el pecho.