miércoles, 1 de agosto de 2012

“El yacaré común o Negro”


El yacaré común es también conocido como yacaré negro y tiene el nombre científico de Caimán Yacare. Es un descendiente de los antiguos dinosaurios que habita los ríos, esteros y lagunas del centro de Sudamérica. Posee, además de una codiciada piel, una potente mandíbula y una gran agilidad para desplazarse en el agua. Es común hallar estos animales en el norte de Argentina, región oriental de Bolivia, Paraguay, y suroeste de Brasil, principalmente en esteros, bañados y cursos de agua dulce que integran las cuencas de los ríos Paraná, Amazonas y Paraguay. Los ejemplares adultos de yacaré común pueden alcanzar los tres metros de largo, de los que más de una tercera parte corresponden a su enorme y poderosa cola, que le es de mucha utilidad para sus rápidos movimientos acuáticos. La coloración de los especímenes jóvenes es por lo general marrón amarillenta cruzada por franjas oblicuas negras en el dorso, aclarándose hacia los costados. Cuando llegan a adultos, los yacaré comunes presentan un lomo color verde muy oscuro con manchas acentuadas de la cabeza, cola y lados, mientras que su abdomen es de tono amarillento En cuanto a su régimen alimentario, los yacarés comunes incluyen en su dieta a peces, moluscos, crustáceos, aves y pequeños mamíferos. El principal depredador que tiene esta especie es el ser humano, que ha llevado adelante durante mucho tiempo una caza sin control, ya sea para obtener la codiciada piel de yacaré, o argumentando que estos animales eran un peligro para su ganado menor. Yaceré es una reserva natural en Argentina