jueves, 2 de mayo de 2013

Con chipa gratis se celebrará el Kurusu Ára


Con chipa gratis se celebrará el Kurusu Ára La chipa hará metamorfosis mañana. El pan paraguayo compuesto de queso, huevos, grasa de chancho, leche, sal, almidón, maíz y agua, que normalmente adquiere cuerpo de argolla o forma redonda, adoptará por una jornada la apariencia del símbolo del cristianismo, en honor a la Santa Cruz, en el día en que se conmemora el Kurusu Ára, una fiesta popular católica en la que se le venera a la cruz. Bien temprano, mujeres y hombres instalarán en el lugar un calvario, para venerar a la cruz, cuyo atractivo principal es el adorno de chipas y rosarios de maníes, conocido como kurusu jegua. Esta costumbre es una peculiaridad del folclore paraguayo para rememorar la cruz de algún familiar difunto o de alguien que haya obrado algún milagro. Paraguayretâme niko Kurusu Ára oñemomorâ opaite henda rupi ha oike umi ñande jerovia ha jepokuaa apytépe, ñane tavarandúpe. Upe árape heta tapicha oho tyvytýpe omyengovia ha ombopyahúvo kurusu ao; upéicha avei, oî oñembojáva kurusu tape oîha rupi, omyendy tataindymimi ha oñembo’e; áĝakatu pe mba’e tuichavéva oikóva upe árape niko pe Kurusu Jegua. Ogaygua ha Ogaykeregua oñembyaty voi guive ha omopu’â peteî kurusu rendaĝua ojejapóva takuáragui ha oñembo’apéva ka’avove’i ha pindo roguépe. Uperire, oñemosâ ha oñemosâingo hyepýpe opaichagua chipa (aramirô, manduvi, mbokaja) ha ijysaja ambuéva (apu’áva, kurusura’ângáva, kurusumbo’ýva). Uperire, mbytetépe, omohenda hikuái kurusúpe. Kóvape, oñembohéra Kurusu Jegua. Upéi, oñembyatypa ha oñembo’e ha omomorâ kurusúpe. Ipahápe, opávo ñembo’e, oiko pe chipa po’o ha heseve oñembosyryku kojói. Avei, ja’eva’erâ kurusurape’anduhára omoirûhájepi Kurusu Jegua ha Kurusu Ára ipurahéi asy rupive. En el Paraguay, la tradición del Día de la Cruz se celebra en todo el país, formando parte de la cultura popular paraguaya. Ese día, la gente visita los cementerios, cambiando los paños de las cruces; asimismo, se veneran las cruces de los caminos, donde la gente se acerca, enciende velas y reza; sin embargo, la más importante práctica es el Kurusu Jegua (Ornamentar, engalanar la cruz). A ese efecto, las familias y vecinos -desde muy tempranas horas- se encargan de construir el nicho de la cruz con takuaras, cubierto con hojas de ka’avove’i y palma. Seguidamente proceden a atar y colgar las chipas (de almidón, de mani o de coco), hechas con distintas formas (argollas, cruces, rosarios). Después, en medio del nicho, ubican la cruz. Este cuadro final, recibe el nombre de kurusu jegua (cruz ornamentada o engalanada). Posteriormente, ante el nicho, la familia y los vecinos se reunen a orar y adorar la cruz. Finalmente, al culminar la oración, se arrancan y saborean los chipa acompañado de un rico cocido. Conviene destacar que los Estacioneros o Pasioneros acompañan la adoración de la Cruz y el Día de la Cruz con sus cánticos lastimeros, conocidos con el nombre de purahéi as