martes, 7 de julio de 2015

Vivir en la selva Fue el hogar de los guaraníes.


Vivir en la selva Ese lugar, tan rico en recursos como en peligros, Fue el hogar de los guaraníes. No siempre Era fácil Navegar por los nos de la región. Que suelen tener traicioneros rápidos y saltos de agua. Sin embargo, en algunas zonas esa fue la vía de comunicación más práctica Para este pueblo. La cerrada vegetación, las lluvias persistentes, los jaguares al acecho, las víboras venenosas y una multitud de insectos complicaron la vida de imperios tan poderosos como el inca, el español y el portugués, cuya gente encontraba enormes dificultades para circular por la selva sudamericana. Sin embargo, allí los guaraníes se movieron muy cómodamente, porque conocían a fondo los secretos y los misterios de plantas y animales. De la enorme variedad de árboles de esta región, los guaraníes seleccionaban las mejores maderas para construir sus aldeas, sus armas, sus morteros para moler harina y sus banqui-tos para sentarse. Aprendieron a distinguir las plantas nocivas de las que ofrecían partes comestibles (como las guayabas y los palmitos) y Descubrieron hojas, frutos y raices que ser vian para curar enfermedades y pintarse el cuerpo. Encontraron Buenas libras vegetales para hacer sus cestas. Emplearon calaba/as de diferentes tamaños como recipientes Para tomar mate, para guardar agua y hasta para hacer maracas Marisa No uso fotos de los guaraníes, por respeto, la naturaleza los representa en todas sus formas.