domingo, 17 de noviembre de 2013

El maíz Avatí


El maíz es el cereal americano por excelencia. Su uso se remonta a los 12.000 años antes de Cristo. Fue descubierto en una cueva de Bat Cave, nuevo México aunque los estudios hechos consideran que es una planta originaria de las tierras bajas de América del Sur. Está presente en la alimentación de las tres Américas y siempre va ligado a una rica mitología. Podría denominárselo el alimento folklórico de América. Aunque por sí solo no se lo puede considerar un alimento completo, como el caso de las legumbres, constituye sin embargo un alimento base, que admite la adición de otras sustancias alimenticias. LA UTILIZACION DE LAS ESPIGAS es completa y cumple varias funciones: El cabello -o avatirague-, tiene un efecto curativo en las deficiencias renales. Su uso adecuado puede duplicar la cantidad de orina. No ofrece peligro alguno. Cantidad: 20 gramos de cabello en un litro de agua, se hierve y se toma tres o más tazas al día. El marlo -o avati’ ygue-, se utiliza para la fabricación de lejías y para la limpieza. Las hojas que protegen a la espiga, su usan como envoltorio para ciertas comidas y también para la artesanía, con ellas se hacían muñecas y figuras alegóricas y servían también como elemento de limpieza (sopo). Los granos se consumen tiernos o secos, los secos se pueden guardar por cierto tiempo, lo que representa una importante reserva alimenticia, y con la harina se preparan numerosos alimentos. ARIEDADES registradas en la época precolonial: Según el tamaño de la planta: avatí karape, avatí mirí, avatí mitá (de poco rendimiento) Según las espigas: avatí mí, pequeñas; avatí puku, largas, Según el color de los gramos: morotí (blanco), avatí puku morotí (blanco largo), avatí tíu o kamba (negro), avatí para (negro, avatí sa’yju (amarillo), avatí pyta (rojo), avatí puku pyta (largo rojo), avatí para (negro y amarillo). El avatí mbujape (pan) era muy apreciado por los Mbya modernos, el Avati moroti es un maíz muy blanco, muy harinoso, de poca pepita o rora o cáscara. Según su dureza: savoro o blando, tupí o duro, tupí morotí o tupiete; kavaju rai es otra variante de tupí, que sirve para locro ó locrillos pero este maíz es usado como alternativa cuando terminan las otras reservas. Se usaba para el mbaipy jakavere o mbaipy guinea, o mbaipy hú. Otras variedades: son el pichinga, hoy más conocido como pororó y el mbya. Forma de consumirlos: tiernos, asados sobre las brasas (muy sabroso, práctica que se ha dejado de lado en Paraguay, pero no en otros países como Bolivia, Colombia, Ecuador, Guatemala y México), y hervidos. Del maíz seco se preparan numerosos platos en toda nuestra América, lastimosamente en Paraguay lo fuimos dejando de lado por culpa de la subvaloración desde el punto de vista alimentario y cultural. Marisa.